Ref:
Busco:
Tipo:
En:
Habitaciones:
Precio:

Servicios

Ten en cuenta estas premisas

    Conocer el precio medio de la zona

  • A la hora de buscar vivienda de alquiler es importante consultar el precio que tienen otros inmuebles de similares características en el mismo barrio.
  • Formalizar el trato cara a cara

  • Uno de los casos más típicos de fraude se da cuando el falso arrendador alega encontrarse en el extranjero y, por este motivo, no puede mostrar el piso. Una forma de evitar esto es quedar siempre cara a cara para ver el piso y firmar el contrato, bien sea con el propietario, administrador de fincas o inmobiliaria.
  • No entregar dinero antes de visitar el piso

  • Nunca, bajo ningún concepto se debe entregar un adelanto antes de visitar el piso, por mucha prisa en alquilar que muestre el anunciante argumentando una gran demanda. Si no, el inquilino puede encontrarse con que ha alquilado el piso en unas condiciones diferentes de las que pensaba o que ni si quiera existe tal inmueble. No se debe dar dinero o firmar el contrato sin antes haber comprobado el estado del inmueble, la ubicación, el número de habitaciones, si hay desperfectos o si tiene dados de alta los suministros, entre otras cosas.

Te ayudarán a decidir

    Hacerlo todo por escrito

  • Siempre que se cierre un trato con alguien tiene que quedar constancia por escrito. Las palabras se las lleva el viento y, en caso de que surja algún problema, los acuerdos a viva voz no pueden demostrar las condiciones pactadas ni el incumplimiento del contrato. Por eso, es imprescindible que las condiciones del contrato queden reflejadas por escrito y que cada una de las partes implicadas se quede una copia firmada en todas sus páginas. Lo mejor es utilizar un contrato modelo.
  • Revisar bien el contrato antes de firmar

  • Antes de firmar hay que leerse bien las condiciones del contrato: hay que tener claro cuál es la renta mensual, la duración del contrato, los gastos a pagar por cada una de las partes, quién se ocupa del mantenimiento de la vivienda… y, si no se está de acuerdo, intentar negociar.
  • Conocer los derechos del inquilino

  • Lo mejor, para evitar cláusulas abusivas es conocer de antemano los derechos y obligaciones como inquilinos. Aunque parezca un detalle insignificante en ocasiones se han dado circunstancias en las que un inquilino ha alquilado una vivienda en comunidad con piscina pero sin tener derecho a ella. Antes de firmar ningún papel, es importante aclarar los derechos que tiene el inquilino por ley y/o por contrato y que estas consten específicamente en él.

    Titulares y avalistas:

  • DNI ó NIE.
  • Informe de Vida laboral actualizada.
  • Copia de los movimientos de la cuenta bancaria de los últimos 6 meses.

    Documentos del inmueble*:

  • Escritura de compraventa.
  • Recibo pagado de la contribución del año en curso (IBI urbana).
  • Contrato de arras o de compraventa.

    Asalariados

  • 3 últimas nóminas.
  • Contrato de trabajo.
  • otros ingresos.

    Autónomos:

  • Alta de la licencia fiscal.
  • Las 4 últimas declaraciones trimestrales de IRPF.
  • Las 4 últimas declaraciones trimestrales de IVA.
  • otros ingresos.

    Empresas:

  • C.I.F.
  • Escritura de Constitución, ampliación de capital, otras modificaciones.
  • Escritura de Poderes.
  • Balance Interno.
  • Balance Registro Mercantil.
  • Impuesto de Sociedades.
  • Declaraciones de I.V.A.
  • D.N.I. de los socios o administradores.
  • Habitualmente, referencias de algunos proveedores/clientes.
  • Detalle de entidades bancarias con las que opera.
  • Últimos recibos de préstamos vigentes.

    Documentación adicional:

  • Escritura de capitulaciones matrimoniales.
  • Sentencia de separación y convenio regulador.
  • Patrimonio: otras propiedades.

*En caso de realizar la compra a través de Proyecto casa, nosotros nos encargamos de proporcionar las escrituras de compraventa, los recibos de IBI, la cédula de habitabilidad, el certificado de eficiencia energética y cualquier otro documento necesario según el caso.

Decidir poner un inmueble a la venta atiende a numerosas necesidades. Es importante analizar la situación inicial para fijar unos plazos apropiados ya que el proceso puede llevar varios meses.

Lo primero es definir el precio de venta del inmueble, contar con la ayuda de un profesional le ahorrará tiempo y esfuerzo ya que conocemos el mercado inmobiliario de la ciudad, tanto los pisos que hay en venta, como los que ya se han vendido. Nuestro asesoramiento gratuito contrastará sus necesidades económicas y personales con las posibilidades reales de venta, con el fin de que tome la decisión más acertada y beneficiosa para usted.

Una vez acordado el precio, hay que reunir la documentación necesaria para vender un inmueble:

  • Escritura o título de propiedad.
  • DNI original del titular o titulares de la vivienda.
  • Certificado de la comunidad de vecinos al corriente de pago y derramas.
  • Último recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (Contribución).
  • Últimos recibos pagados de la hipoteca o la escritura de cancelación de la misma.
  • En su caso, certificado de derramas pendientes de pago en la comunidad de propietarios.
  • Plano de la vivienda si lo tiene.
  • Últimos recibos de las compañías de agua, gas y electricidad.
  • Certificado energético de la vivienda.
  • En este punto, firmar un encargo de venta con el agente inmobiliario es importante para delimitar los parámetros de la venta y para dotarle de la autorización necesaria mediante la que publicar el inmueble.

Le proponemos algunos consejos para llevar a cabo la venta, cosas sencillas que están en su mano y que siempre resultan positivas.

  • Hacer pequeños cambios o reparaciones básicas para atraer al posible comprador.
  • Quitar muebles innecesarios para que el espacio sea más diáfano, instalar bombillas de máxima potencia para iluminar y dar amplitud o revisar que todos los grifos y las instalaciones eléctricas funcionen correctamente.
  • Arreglar lo que obviamente está estropeado, por ejemplo, si las habitaciones están pintadas con colores brillantes habría que darles una capa de pintura de color neutro.
  • Limpiar el jardín o dejar el vestíbulo lo más acogedor posible. Espacios limpios, organizados y no sobrecargados producen sensación de amplitud.
  • Abrir las persianas y cortinas para que entre la mayor cantidad posible de luz.
  • En pisos deshabitados, tener algún ambientador o dejar correr el agua para evitar malos olores.

Adquirir una vivienda es una de las decisiones más importantes que vamos a tomar en nuestra vida, por lo que es muy importante supervisar y controlar todos los parámetros que conlleva el proceso de compra.

El asesoramiento inmobiliario, profesional y transparente, es fundamental para lograr ese objetivo, permite ahorrar tiempo y malas experiencias gracias a nuestro conocimiento del mercado y del proceso de compra.

  • El primer paso es analizar las necesidades que nos empujan a adquirir una vivienda.
  • En segundo lugar, habría que definir aspectos como: la zona, el tamaño del inmueble, la antigüedad, el estado de conservación... y sobre todo el precio.

Tener la oportunidad de elegir entre un amplio abanico de inmuebles va a propiciar al cliente argumentos para realizar la elección más acertada.

GASTOS

Para decidir el presupuesto de la compra, tenemos que tener en cuenta los gastos que conlleva la adquisición de la vivienda, así como la financiación que vamos a pedir.

Impuesto: 

en viviendas de segunda mano el impuesto actual es de Transmisiones Patrimoniales (8%), mientras que en la obra nueva es el IVA (10%). El plazo de liquidación en hacienda, una vez formalizada la escritura, es de 30 días en ambos casos.

Notaría: 

es el lugar en el que se eleva a pública la escritura de la compraventa.

Registro de la propiedad: 

es donde se presenta y se registra la escritura tras haber liquidado los impuestos para preservar nuestra propiedad frente a terceros.

En caso de tener que pedir financiación, los gastos de la hipoteca serían:

Comisión de apertura, la tasación del inmueble, la gestoría de la entidad bancaria que se encarga de tramitar todos los papeles y de nuevo la notaría y el registro de la propiedad, ya que hay que realizar una segunda escritura para el préstamo hipotecario.

Estos gastos ascienden a un 3 ó 4%, dependiendo de si es una o son dos escrituras.

Por tanto, la suma total de los gastos entre impuestos y trámites está comprendida entre el 11 y el 14%, dependiendo de cada caso.

SELECCIÓN Y DECISIÓN.

 Tras la búsqueda y el proceso de selección, llega el momento de decidirse por una vivienda. Es la hora de negociar. Es fundamental la labor del mediador, ya que facilita la negociación entre las partes y consigue acercar las posturas para obtener el mejor acuerdo logrando que vendedor y comprador resulten satisfechos.

Encontrar la casa perfecta es complicado, por eso hay que valorar aspectos que permitan tomar una decisión objetiva como: la zona, el precio, el tamaño, la orientación, la antigüedad, la altura, el ascensor, la distribución, el número de habitaciones y de baños, las zonas comunes, los gastos comunitarios, el estado de conservación,...

La clave es encontrar un equilibrio entre estos parámetros para conseguir la mejor vivienda al mejor precio. Formalizar el contrato de arras o el de compraventa con la ayuda de un profesional evitará un posible conflicto entre las partes debido a una mala interpretación del acuerdo alcanzado. Conocer las alternativas facilitará elegir la mejor opción para evitar riesgos.

LA COMPRA 

Una vez redactado el acuerdo y solicitada la hipoteca, en caso de que sea necesaria, sólo nos falta firmar las escrituras. Te acompañamos hasta la firma de las mismas en el notario para que sólo tengas que preocuparte de pensar en decorar tu nueva casa.

Ya sólo nos queda darte la enhorabuena, esperamos que esta información te sea de tu utilidad.

Te esperamos en cualquiera de nuestras oficinas donde podrás encontrar una gran variedad de inmuebles. Estamos a tu disposición para asesorarte e informarte en todo lo que puedas necesitar.